Encuentra tu especialista



La experiencia de la Dra. Garín en el mundo de la pediatría online.

La doctora Marta Garín, que se autodefine sobre todo como pediatra vocacional, nos cuenta el proceso de desarrollo de su práctica privada de la medicina y cómo ha ido evolucionando hasta decidir complementar su actividad presencial con consultas online.

“Los pacientes en el mundo online no llegan de forma automática, porque está demostrado que hace falta un trabajo de difusión y posicionamiento en Internet para poco a poco ir obteniendo resultados”.

Me presento…

Me llamo Marta y tengo 35 años. Estudié medicina y me especialicé en pediatría. Durante mi formación aprendí mucha ciencia, mucha, pero también me di cuenta de lo importante que era la humanidad en mi profesión y de que a menudo esta parcela se cultivaba algo menos.

Mis inicios en la medicina privada

Cuando terminé la residencia las salidas laborales dentro del sistema público eran malas y me animé a explorar un mundo que nunca pensé pisar, la medicina privada. Desde hace ya 6 años ejerzo mi profesión en mi propia consulta en el centro de Málaga y disfruto muchísimo sintiéndome libre de hacer la medicina que yo entiendo. Una medicina cercana, en la que conozco a mis pacientes y sus familias y que me permite ser como soy. Me confieso afortunada porque me dedico a lo que me gusta, en un espacio propio donde me permito dedicar el tiempo que cada paciente requiere. Me hace feliz acompañar a los padres primerizos en la aventura de la crianza apoyándoles desde una posición cercana y empática, sin juicios. Ofrezco asesoramiento en lactancia, alimentación complementaria, baby led weaning, trastornos del sueño, y otros problemas derivados de la crianza.

 

Mi experiencia en el mundo online

Al mismo tiempo que monté mi consulta privada, empecé a publicar en redes sociales. Me inicié en Facebook tratando temas que creí que podrían ser interesantes para los padres y siempre desde mi perspectiva. Poco a poco el feedback que recibía de mis publicaciones era positivo y por fin en septiembre de este año me abrí al inmenso mundo de Instagram y desde diciembre, además, tengo mi propio blog (dragarinpediatra.com) donde podéis leer mis posts sobre diversos temas pediátricos y también bucear en mi experiencia como madre y el aprendizaje que yo realizo desde mi propia maternidad.

Me encanta la divulgación y creo que actualmente forma parte de la labor de educación sanitaria que deben tener los médicos. Trato, al ser explicativa y apoyarme siempre en la ciencia, de empoderar a los padres, hacerles partícipes de las decisiones que se tomarán con sus hijos de modo que no sean simples espectadores pasivos, sino que tengan ya un criterio formado (bien formado) para liberarlos de algunas ansiedades y algunos miedos (no todos, ojo, el miedo es inherente a ser padre).

 

¡Comienzo a realizar consultas online!

Últimamente, me he animado a dar un paso más y ofrecer consultas online porque creo que muchas de las consultas en pediatría pueden solucionarse con una llamada, una imagen o una charla tranquila.

Y más aún cuando, como yo, utilizas una plataforma de consulta online que ya incorpora la receta digital, válida en cualquier farmacia de España, que me permite hacer visible la disponibilidad de la agenda para que me hagan reservas online sin necesidad de llamarme y gestiona la facturación de mis consultas de forma automática.

Me gustan las nuevas tecnologías y me siento muy cómoda en este tipo de medio. Me parece una suerte poder contar con un pediatra allí donde estés, y sea el día que sea, por lo que oferto consultas a diario en una franja de mañanas y otra de tardes con el objeto de poder atender a quien lo desee con la mayor celeridad y eficacia posible.

Con una consulta online bien estructurada, se puede conseguir complementar la actividad clínica presencial y ofrecer un servicio más cercano, agil y completo.

Yo he empezado con los padres de mis propios pacientes, ofreciéndoles que canalicemos nuestras comunicaciones por la plataforma de consultas online, porque, además de poder darles un mejor servicio, me ayudan a tener trazabilidad de todas las interacciones que tengo con ellos, y además, y no por ello menos importante, me ayuda a cumplir con la ley de protección de datos que es especialmente sensible en todo lo que tenga que ver con la salud.

Lo que si es verdad, es que tengo muy claro que los pacientes en el mundo online no llegan de forma automática, porque está demostrado que hace falta un trabajo de difusión y posicionamiento en Internet para poco a poco ir obteniendo resultados.

Son mis primeros pasos de servicios clínicos online, pero estoy entusiasmada y espero poder contar con la confianza de los pacientes y que sigamos creciendo juntos.

 

 

Si quieres ponerte en contacto con la doctora Garín, o resolver alguna duda sobre la salud de tu hijo, puedes contactar con ella mediante una videoconsulta, una consulta escrita e incluso por chat. No tienes más que clickar en el siguiente enlace:

https://garinmontanez.opensalud.es/es

¿Eres profesional y te gustaría tener también tu propia consulta online?

Escríbenos a info@opensalud.es y te guiaremos en el proceso.

 

Si te ha gustado este artículo, compártelo en tus redes sociales