Consejos para tratar los síntomas psicológicos de la demencia

El síntoma que caracteriza la demencia es la pérdida de memoria. La persona va olvidando sucesos, fechas, nombres… Sin embargo, la demencia es mucho más que eso. Casi siempre, se acompaña de síntomas psicológicos y alteraciones de la conducta que afectan mucho a la calidad de vida de los pacientes y, sobre todo, de sus cuidadores. En este artículo te contaremos algunos consejos para disminuir el impacto de estos síntomas.

Consejos generales

Algunas alteraciones frecuentes son la agitación, negarse a comer, delirios y alucinaciones (creer, ver u oír cosas irreales, que no están ocurriendo), apatía, deambular sin sentido, repetir lo mismo constantemente, etc. Existe una serie de consejos válidos para lidiar con la mayoría de las alteraciones del comportamiento:

  • Adaptar el entorno. La casa debe prepararse para minimizar el riesgo de accidentes y para facilitar la orientación en tiempo y espacio de la persona con demencia. Por ejemplo, se pueden poner carteles para identificar las habitaciones y señales para llegar a ellas, relojes y calendarios. Debe haber suficiente luz y una temperatura agradable. Tanto el silencio absoluto como el exceso de ruido desorientan y agitan.
  • Mantener la rutina. Los horarios y las rutinas deben mantenerse lo máximo posible, ya que romperlas desestabiliza a las personas con demencia.
  • Identificar y corregir el desencadenante. Muchas veces es posible identificar lo que ha provocado el comportamiento raro: visitas inesperadas, cambios de horario, sueño, mucho ruido…
  • Distraer. En muchas ocasiones, desviar la atención es una buena táctica para que la persona deje, por ejemplo, de repetir o hacer siempre lo mismo.
  • Tratar con cariño. Es fácil perder la paciencia, pero las consecuencias nunca son buenas. No solo no consigues el objetivo, sino que luego te sientes culpable. Recuerda que nada de lo que tu ser querido hace es con intención de fastidiarte (no, ni siquiera cuando te insulta). Trata de mantener la calma, pero, si no lo consigues, sé tolerante contigo mismo y perdónate. Cuidar es una tarea complicada que nadie te enseña.

Un síntoma, un consejo

¿Qué hacer cuando mi familiar con demencia me pregunta lo mismo una y otra vez? ¿Y si no se quiere vestir? Algunos trucos que pueden ayudar en casos concretos son los siguientes:

  • Siempre pregunta lo mismo. Responder con brevedad y cambiar de tema. No contestar una y otra vez a lo mismo,
  •  sino distraerle con otra cosa. Siempre, con cariño. No intentes razonar.
  • Se «porta mal» en público. La demencia desinhibe a las personas, que pueden entonces comportarse de manera grosera o socialmente incorrecta. En esos casos, trata de identificar si hay algo que lo molesta. Distrae su atención y no lo regañes delante de la gente; es mejor que lo lleves a un lugar aparte.
  • Hace lo mismo todo el tiempo. Si a tu familiar le da por repetir la misma acción una y otra vez, y esta no es peligrosa, no se lo impidas. Si no, trata de que muestre interés en otra cosa o haz algo con él.
  • Te sigue a todas partes. Ante todo, no pierdas la calma. Si es posible, déjale participar en la tarea que estás haciendo. Tómatelo con sentido del humor.
  • Se pone agresivo. Primero, trata de descubrir lo que lo agita: hay mucho ruido, está muy oscuro, demasiada gente, la televisión… Intenta persuadirlo para ir a otra habitación. Ponte frente a él, de forma que te vea, pero a una distancia prudente. Háblalo con dulzura, sin discutir ni razonar. No lo agarres ni uses la fuerza.
  • Ve gente u oye voces que no existen. Cuando no le causa sufrimiento, no hay que hacer nada. No contrariarlo ni razonar. Sin embargo, si las alucinaciones le hacen pasarlo mal, es posible que necesite medicación.
  • No quiere comer. Ofrécele las comidas que le gusten. Trata de cocinarlas a su gusto y de que sean equilibradas, pero con los sabores que le gustan. Si es posible, no le des purés, ya que aburren y puede rechazarlos.

Hay muchos otros comportamientos de tu familiar que te pueden dejar descolocado. En Opensalud te ponemos en contacto con el profesional que te ayudará a saber qué hacer.

Referencias bibliográficas

  • De Hoyos Alonso MC, et al. Síntomas psicológicos y conductuales en el paciente con demencia: intervenciones no farmacológicas. Guías Clínicas Fisterra. 2015.
;

Si te ha gustado este artículo, compártelo en tus redes sociales