Cáncer de próstata: ¿sirve el PSA para detectarlo?

La próstata es la maldición de los hombres a partir de cierta edad. Empieza a crecer y a dar problemas de diversa índole. Entre ellos, el cáncer de próstata es el más temido. En España, es el cáncer más diagnosticado en los hombres. Está muy extendida la creencia de que, a partir de los 50 años, todos los hombres tienen que hacerse la prueba del PSA para saber si tienen cáncer. ¿Es así realmente?

¿Qué es el cáncer de próstata?

La próstata es una glándula que rodea la uretra, es decir, el conducto por donde sale la orina. Sirve para fabricar el líquido prostático, que forma parte del semen y protege a los espermatozoides en su carrera hasta el óvulo.

El cáncer de próstata más frecuente es el adenocarcinoma. Es más común en hombres mayores de 65 años, de raza negra y con algún familiar afectado. Las grasas saturadas y los ácidos grasos omega-6 son un factor de riesgo.

¿Qué síntomas produce?

Puede producir dolor al orinar, sensación de no vaciar bien la vejiga, ganas de orinar todo el tiempo, dificultad para empezar a orinar, tener que orinar por la noche, chorro débil. A veces, sangre en la orina o en el semen.

Lo cierto es que estos síntomas son comunes a cualquier enfermedad de la próstata. Por ejemplo, la hiperplasia benigna de próstata, muchísimo más frecuente que el cáncer, tiene estos mismos síntomas. Por tanto, no te alarmes si los tienes. Es mucho más probable que lo que te pase sea benigno.

Por otro lado, al principio el cáncer de próstata es asintomático. Por eso, se ha tratado de buscar una prueba que lo detecte en esa fase temprana, antes de dar síntomas.

El PSA, muy controvertido

El PSA, o antígeno específico prostático, es una proteína producida por la próstata que aumenta en muchas enfermedades que afectan a esta glándula. Se detecta en cantidades elevadas en la sangre de los hombres que tienen hiperplasia prostática, prostatitis o cáncer.

Su utilidad para detectar precozmente el cáncer está en discusión. Algunas sociedades científicas no lo recomiendan en hombres asintomáticos. Otras, sin embargo, sí lo recomiendan a partir de cierta edad (en general, los 50 años).

El motivo de tanto desacuerdo es que la detección del PSA en personas asintomáticas no parece mejorar la expectativa de vida por cáncer de próstata. Es cierto que se pueden detectar casos de cáncer, pero muchos de esos hombres no morirían por esa causa, aunque no se tratara, ya que avanzaría sumamente despacio.  Sin embargo, encontrar un PSA elevado puede llevar a realizar pruebas y tratamientos cruentos que dejen secuelas, como disfunción eréctil o incontinencia urinaria.

Por eso, la recomendación más extendida es que en los hombres que no tienen síntomas se valore la necesidad de detectar o no el PSA en función de los riesgos individuales y las preferencias de cada uno. Además, a partir de los 70 ya no se recomienda.

En cualquier caso, la determinación de PSA debe acompañarse de un tacto rectal. El médico introduce un dedo enguantado y lubricado por el ano del paciente, para palpar la próstata a través del recto. Así puede descubrir bultos o asimetrías.

Si el médico cree que hay algo raro, hará una ecografía a través del recto y tomará una biopsia de las zonas sospechosas.

¿Cómo se trata el cáncer de próstata?

Depende del tipo de cáncer y de lo extendido que esté, entre otras cosas. A veces se opta por no hacer nada más que vigilar el tumor, en caso de que sea pequeño y la persona tenga una expectativa de vida corta.

Se puede tratar mediante cirugía, radioterapia, quimioterapia y hormonoterapia (con fármacos que contrarrestan o disminuyen las hormonas masculinas).

Si dudas si hacerte o no el PSA o tienes cualquier otra duda, en Opensalud ponemos los mejores profesionales a tu disposición, sin moverte de casa.

Referencias bibliográficas

  • Prostate cancer. Clinical Overview. Elsevier Point of Care. 2018.
;

Si te ha gustado este artículo, compártelo en tus redes sociales